Algunos Derechos Laborales de las Mujeres

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER Y ALGUNOS ASPECTOS SOBRE DERECHOS LABORALES EN EL SALVADOR.

El Día Internacional de la Mujer se celebra el 8 de marzo en todos los continentes, siendo una tradición conocida por pocos que data de no menos de noventa años, años en los cuales se han hecho esfuerzos y se siguen haciendo, en pro de lograr la igualdad con el hombre. La idea de un día internacional de la mujer surgió al final del siglo XIX, que fue en el mundo industrializado, un período de expansión y turbulencia, crecimiento fulgurante de la población e ideologías radicales.

Las Naciones Unidas mediante cuatro conferencias mundiales sobre la mujer, ha logrado que el Día Internacional de la Mujer sea un punto de unión de actividades que se desarrollan a favor de los derechos de la mujer, así como la participación en la vida política y económica. En dicho día se genera un espacio de reflexión para valorar los avances conseguidos, proponer cambios y además el celebrar por todas las mujeres que han tomado la decisión de hacer la diferencia generando cambios en pro de sus derechos.

En el año 1902, en La Haya la mujer, obtuvo sus primeros reconocimientos en las Convenciones Internacionales, en lo que respecta a su status familiar. En 1919, la Conferencia General de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) dictó normas protectoras del trabajo femenino en lo referente a la maternidad y al trabajo nocturno. En 1967, se obtuvieron normas en pro de la no discriminación de la mujer con respecto al hombre, y el 18 de diciembre de 1979, la Asamblea General de la ONU eliminó todos los casos de discriminación por razón de género.

En los derechos laborales de las mujeres, la normativa aunque no es siempre destinada de manera exclusiva para las mujeres, viene a establecer algunos aspectos específicos, así tenemos que en términos generales la OIT como normativa internacional establece en 4 Convenios como principal finalidad el proteger los derechos de las mujeres trabajadoras en diversas situaciones, los cuales son:

Convenio Nº 100 sobre la igualdad de las remuneraciones, este Convenio data del año 1951 y nos viene a establecer entre otros aspectos, el que las mujeres tienen derecho a percibir el mismo salario que los hombres cuando realizan un trabajo del mismo valor que éstos.

Convenio Nº 111 sobre la discriminación en el empleo y ocupación, este Convenio data del año 1958, estableciendo dentro de sus principales aspectos que ninguna persona puede ser discriminada en su empleo u ocupación por motivos de raza, color, sexo, ideas políticas, creencias religiosas, condición social.

Convenio Nº 156 sobre los trabajadores con responsabilidades familiares, este Convenio data del año 1981, estableciendo entre otros aspectos que todas las trabajadoras y trabajadores con responsabilidades familiares tienen derecho a protección especial y a no ser discriminados en el empleo y ocupación por esta condición.

Convenio Nº 183 sobre la protección de la maternidad, este convenio es reciente a comparación de la mayoría de los convenios de OIT y es del año 2000 y viene a revisar y actualizar el Convenio 103 para la protección de la maternidad, con el objetivo de seguir promoviendo, cada vez más, la igualdad de todas las mujeres integrantes de la fuerza de trabajo así como la salud y la seguridad de la madre y el niño. Siendo importante resaltar que en el artículo I se estipula que el término mujer se aplica a toda persona de sexo femenino.

Sobre la normativa nacional que regula los derechos laborales de las mujeres, estos los encontramos a partir de la Constitución, dentro de los cuales siendo específicos el derecho al descanso remunerado antes y después del parto, y a la conservación del empleo de la mujer trabajadora así como se regula la prohibición de las labores insalubres o peligrosas, situación que debe de desarrollarse en el reglamento interno de la empresa como un apartado especial sobre labores que no deben ejecutar las mujeres.

El Código de Trabajo viene a establecer prohibiciones para los patronos las cuales son específicas para el caso de la contratación de las mujeres, incluso el acceso al empleo, tal es el caso de exigir a las mujeres que soliciten empleo que presenten o se sometan a exámenes que determinen que no se encuentran embarazadas; así como también los patronos no pueden destinar a las mujeres embarazadas a trabajos que requieren esfuerzos físicos que sean incompatibles con su estado y más aún posterior al cuarto mes de embarazo.

Un aspecto importante y protector para la mujer embarazada es que nuestra legislación regula que el patrono está obligado a dar a la trabajadora en concepto de descanso por maternidad, doce semanas de licencia, seis de las cuales se deben  tomar obligatoriamente después del parto (conocido como periodo post-natal) y además que dicha trabajadora no puede ser despedida desde el momento que comienza el estado de embarazo y hasta que termine el periodo post-natal y en caso de ser despedida no se produce la terminación del contrato de trabajo.

Otro derecho importante a resaltar para las mujeres trabajadoras es el tema de la lactancia materna, para lo cual, la normativa regula que la trabajadora puede solicitar la interrupción de la jornada de trabajo hasta por una hora diaria, lo cual también puede ser fraccionada en dos pausas y dicho derecho debe de ser considerado como tiempo efectivo de trabajo.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail